La Cofradía de la Santa Vera-Cruz de El Viso del Alcor fue fundada por el gremio de los zapateros en el año 1523, estableciéndose temporalmente en la actual parroquia de Santa María del Alcor, hasta que, una vez construida, se trasladó definitivamente a la ermita de San Sebastián.
La imagen titular de la cofradía era un crucificado en el momento de la expiración, pintado sobre un lienzo. En 1602, fue encargada al escultor Juan Gómez —alumno de Martínez Montañés—, la imagen a tamaño académico de un Cristo crucificado, que sustituyó a la primera.
A mediados del s. XVII, debido a las numerosas muertes producidas por la peste negra hispánica, la cofradía termina extinguiéndose al quedarse sin hermanos. No obstante, vuelve a la actividad relativamente pronto, pues se conoce la celebración de un cabildo en febrero de 1676.
En las primeras décadas del s. XVIII, de nuevo se redactan nuevas Reglas de la Hermandad, cuyo Cristo procesiona la tarde del Jueves Santo seguido de una Virgen dolorosa bajo la advocación de la Soledad — actualmente venerada como Ntra. Sra. de la Amargura, perteneciente a la Hermandad de Ntro. Padre Jesús Cautivo de esta localidad—.
La Cofradía de la Santa Vera-Cruz cesa sus actividades en la primera mitad del s. XIX, quedando englobada dentro de la Hermandad Sacramental desde 1847. Es en este período cuando el Cristo de la Vera-Cruz procesiona junto con la Virgen de los Dolores hasta la Guerra Civil, cuando la imagen del crucificado es destruida en los incendios provocados en la Parroquia.
En estos incendios, que también se produjeron en la Capilla, desaparecen sendas imágenes de la Virgen y, con ellas, las Congregaciones y la devoción al Rosario. Ésta databa del s. XVII cuando la antigua Hermandad del Rosario, una corporación dominicana, daba culto a una imagen bajo esta advocación establecida en la Iglesia Parroquial, en la capilla que actualmente ocupa el Stmo. Cristo del Amor.
En 1920, D. Primitivo Tarancón erige la Capilla del Rosario, donde se establece la Congregación del mismo nombre, cuyas integrantes celebran una novena a la Virgen y realizan el Rosario de la Aurora.
El 18 de diciembre de 1940, cuando son las nueve y media de la noche, se reúnen en la casa número 24 de la calle Real D. Cándido Borrego, D. Tomás Vázquez, D. Matías Bonilla, D. Manuel Jiménez, D. Joaquín Roldán y D.Alfonso Martín y deciden fundar la actual Hermandad de Penitencia y Cofradía de Nazarenos del Stmo. Cristo de la Vera-Cruz y María Stma. del Rosario en sus Misterios Dolorosos, con la intención de fusionar en ella la antigua y desaparecida Hermandad de la Vera-Cruz y la decadente Hermandad del Rosario.
Tras la autorización del párroco de la época, D. José Olavarrieta — que desempeñó un papel determinante en la fundación de la Hermandad —, comenzaron las obras de restauración de la Capilla del Rosario, finalizando el día 8 de febrero de 1941. Al mismo tiempo se encargó al escultor Rivera una imagen de la Virgen del Rosario, que fue bendecida por el párroco el día 10 de febrero a las siete de la mañana, para salir a continuación en solemne Rosario de la Aurora. Tras celebrarse una misa en su honor en la Parroquia, la imagen fue trasladada a las puertas de la Capilla del Rosario, permaneciendo allí mientras era bendecido el restaurado templo. Una vez terminada dicha ceremonia la Virgen hizo su entrada y quedó entronizada en su altar.
El día 24 del mismo mes fue elegida la primera Junta de Gobierno de la Hermandad, resultando Hermano Mayor D. Cándido Borrego. Igualmente, se realiza la primera Estación de Penitencia el Jueves Santo de este año, concretamente el 10 de abril, con un solo paso.En 1942 se encarga al imaginero trianero José Navia Campos la realización de la imagen del Stmo. Cristo de la Vera-Cruz, que hizo su primer recorrido penitencial en el mismo paso que la Virgen del Rosario el año siguiente.
Durante estos años la Hermandad se legisló por un reglamento interno bajo la supervisión del cura párroco, hasta que en 1957 son aprobadas sus Reglas y, por tanto, adquiere personalidad jurídico-canónica, por el decreto otorgado por su Eminencia Reverendísima D. José María Bueno Monreal el día 11 de junio de 1957. Dos semanas después fue aprobada la primera Junta de Gobierno oficialmente constituida, al frente de la cual se encontraba D. Manuel Martín Santos.
En esta época se realiza el paso actual del Stmo. Cristo de la Vera-Cruz, obra de nuestro hermano D. Antonio Figueroa Oliva, “el Chivata”, y se adquieren la candelería y las jarras del paso de palio. Éste fue completado en 1974 con los respiraderos realizados por Hijos de Juan Fernández — en la actualidad propiedad de la Hermandad de Ntra. Sra. de los Dolores de Torreblanca —, siendo Hermano Mayor D. Alfonso Borreguero Cadena.
El 27 de agosto de 1979 fueron aprobadas por el Secretariado Diocesano de Hermandades y Cofradías del Arzobispado de Sevilla las nuevas Reglas y confirmada la Junta de Gobierno presidida por D. Emilio Cueva Burgos, que da un importante impulso a la Hermandad. En este período hay que destacar, entre otras acciones, la restauración de la imagen del Stmo. Cristo de la Vera-Cruz por parte de Augusto Morilla, la celebración del Cincuentenario de le Hermandad y la adquisición de una casa para construir en sus terrenos de la actual Casa Hermandad.La cabeza del Cristo cae directamente hacia abajo a diferencia de otros crucificados
Dicho impulso se ha intentado mantener en los mandatos sucesivos de D. José Antonio Falcón García, D. Diego Roldán Morillo, donde de nuevo se restauró el Santísimo Cristo de la Vera-Cruz por Don Augusto Morillas entre 1998 y 1999, se realizó en el nuevo palio para la Santísima Virgen, además de estrenar la misma los candelabros de cola, además de tener durante esta época un gran grupo joven, del cual hoy en día se nutre principalmente la Junta de Gobierno. Durante el mandato de Don Manuel Gómez Gutiérrez, se empiezan con los trabajos de la nueva casa-hermandad, que se quedan parados hasta 2005, se restaura toda la parte interior de la Capilla del Rosario y estrena una nueva candelería y peanas para el paso de la Stma. Virgen. Actualmente, ocupa el cargo de Hermano Mayor, don Juan Manuel Sánchez Bonilla, que en su primer mandato, se realizó la construcción de la nueva Casa-Hermandad bendecida en el año 2007 por su Eminencia Reverendísima Fray Carlos Amigo Vallejo, tras unos cultos extraordinarios en nuestra Igleia Parroquial, además se ha realizado una nueva Capilla en nuestra sede para albergar la reserva del Santísimo, se empezó la ejecución del nuevo paso de Cristo por el taller de los Hermanos Caballeros de Sevilla, se estrenó el nuevo manto de salida, y en general se ha vuelto a dar un nuevo impulso a la Hermandad para que la misma pueda afrontar con garantías el nuevo milenio
Anuncios