Características de esta etapa.
Con la Catequesis  de Primera Comunión se pretende introducir al niño/a de manera orgánica, en la vida de la Iglesia, incluida también una preparación inmediata a la celebración de los Sacramentos. Esta preparación a la inclusión definitiva y libre en la Iglesia está encaminada en esta Catequesis, a recibir el segundo Sacramento de la Iniciación Cristiana, compuesta ésta por el Bautismo, la Eucaristía y la Confirmación.
Todos los bautizados, están llamados a la pertenencia total a la Iglesia y a completar el camino de la Iniciación. No podemos olvidar que la Eucaristía en el proceso de Iniciación Cristiana, no es considerada como un acto independiente de todo el proceso. Es evidente que no significa en modo alguno el final del crecimiento y de la maduración progresiva en la fe y en los restantes aspectos del ser cristiano. La primera Eucaristía es el comienzo pedagógico de una iniciación Eucarística que debe ser progresiva.

Por tanto, la Catequesis ha de ser entendida como un proceso de maduración en la Fe; como propuesta íntegra y progresiva del mensaje cristiano, que va iluminando, transformando la vida de quienes lo acogen y los va capacitando para confesar la Fe en todas las dimensiones. El ámbito de la catequesis, es la parroquia lugar privilegiado, y la familia espacio donde el evangelio es transmitido de forma única.

PICT0231

El Párroco reunido con los catequistas de primera comunión.

Reunión del grupo de catequistas de primera comunión

Reunión del grupo de catequistas de primera comunión

Grupo de catequista de primera comunión.

Anuncios