descarga (10) Dios sabe de la necesidad maternal del pueblo y por eso nos dio a su Madre, la Virgen María, para que también fuera nuestra Madre. Al hacerlo, Dios quiere mostrarnos no sólo su poder o su misericordiosa autoridad como Padre sino que también quiere darnos la ternura de la Madre celestial en quien refugiarnos y acogernos.
   El pueblo sabe remontarse desde el corazón de María al corazón de Dios. Es como una transferencia orgánica, cordial, verdadera e intensamente amable. Como Dios llegó a nosotros por María, nosotros llegamos a Dios por ella. Dios lo ha querido así y el pueblo sabe que su relación con la Madre de Dios es también su relación con Dios, sin que por ello divinice a María.
   No seamos cortos de vista ni atribuyamos al pueblo algo así como idolatría. El pueblo sabe perfectamente que la gracia o la atención de Dios no le viene por la que sabe que es una estatua o una imagen.
   Podemos ilustrar esto con el pasaje evangélico de Jesús curando a la hemorroísa (Lc 8, 44-48). Aquella mujer sabía que con sólo tocar la orla del manto de Jesús quedaría curada. Y el Señor la alabó por su fe sencilla, dándole la salud. La mujer supo que lo que la curó no fue la orla del manto sino su fe en quien llevaba el manto, como le dijo el Señor: “Mujer, qué grande es tu fe”.
   María es la alegría y la esperanza del pueblo creyente, pues Ella sabe dar respuesta a lo que nuestro corazón necesita. Por eso la Iglesia se sirve de María para llevar a la gente a Cristo.images (14)
   No restemos importancia a la piedad mariana del pueblo. He aquí algunos (sólo unos cuantos) de los santuarios marianos más destacados en todo el mundo, santuarios que mueven a muchos millones de personas con fe:
   – Basílica de la Anunciación en Nazaret.
   – Santa María la Mayor en Roma.
   – Guadalupe en España (Extremadura) y en México.
   – Rocío en España (Andalucía).
   – Nuestra Señor de la Cabeza en España (Andalucía).
   – Macarena en Sevilla (España).
   – Pilar en Zaragoza (España).
   – Covadonga en España (Asturias).
   – Montserrat en Barcelona (España).
   – Lourdes (Francia).
   – Fátima (Portugal).
   – Caromoto en Venezuela.
   – Luján, cerca de Buenos Aires (Argentina).
   – Loreto (Italia).
   – Caridad del Cobre (Cuba).
   – Nuestra Señora de la Paz (Costa de Marfil).
   – Nuestra Señor de la Salud (India).
   – Inmaculada Concepción (Estados Unidos).
   – Aparecida (Brasil).
   – Basílica Catedral de Santa María (Sídney, Australia).
   – Nuestra Señora de África (Argelia).
   – Częstochowa (Polonia).
   – Knock (Irlanda).
   – La Vang (Vietnam).
   – She Shang (China).
   – Mariazell (Austria).
 
Francisco Suárez Salguero, Párroco en El Viso del Alcor
 
 
Anuncios