images (20)María es la única persona humana redimida en toda su totalidad. Esto es lo primer que se aprende teológicamente en Mariología. Desde aquí partiremos para llegar a cuál es la Mariología del pueblo.
   El verdadero catecismo del pueblo es la Virgen María, la misma que, según el relato evangélico de la Anunciación, es “gratia plena” (llena de gracia). Habrá que ver qué entiende y cómo vive el pueblo esta expresión.
   En la Sagrada Escritura aparece también María como la “Madre de Jesús”, enten-diéndolo los protestantes de un modo naturalista, mientras que los católicos resaltan además, o lo evidencian más, el hecho de su virginidad.
   Otra formulación mariológica es la que presenta a María como nueva Eva. De modo semejante a como San Pablo habla de Cristo como el nuevo Adán, ya desde los antiguos Padres de la Iglesia fue muy recurrente o de uso teológico denominar a María como la nueva Eva.
   Y todavía hay formulaciones en torno a María como Esposa del Espíritu Santo, dedu-ciéndola desde el Misterio de la Santísima Trinidad como Hija de Dios Padre, Madre de Dios Hijo y Esposa del Espíritu Santo.
   ¿Quién es María. El pueblo creyente no se anda entre metafísicas para responder a es-ta pregunta. El pueblo recurre a metáforas muy suyas, sabiendo verla siempre al lado de Jesús y en la Iglesia. María es la mujer en la que Dios pensó para que se ocupara de nosotros, para que llegara a nosotros la salvación.
   Así que hemos de familiarizarnos con las imágenes populares de las que se sirve el pueblo para expresar el carácter personal de María. El pueblo lo expresa todo de manera viva y sencilla. Y sólo por aquí conecta el cura y el pueblo.  
 
 
          Francisco Suárez Salguero , Párroco en el Viso del Alcor.
 
descarga (11)
 
 
Anuncios