ENCUENTRO PARROQUIAL
(21 de octubre de 2014)
 
 Resumiendo lo tratado hoy:
 El catequista tiene vocación de educador.
 El catequista educa la fe, pero sabiendo que la fe es un don de Dios. Por eso la tarea del catequista es misteriosa y rebasa sus capacidades humanas.
 Es evidente que a un catequista se le exigen muchas y buenas cualidades, que no cualquiera puede ser catequista, aunque a veces una parroquia se tenga que apañar con el tipo de catequistas que pueda lograr y teniendo en cuenta que no todas las exigencias para ser catequista sean de la misma importancia.
 Para acceder a la catequesis habrá de requerirse también la enseñanza religiosa escolar.
 Muchas familias se obsesionan con lo secundario y hasta mundano (fechas, salones, presupuestos, vestidos, invitaciones, regalos…). A veces hay catequistas que son todavía peores entrando en ese juego, cuando que a lo que realmente debieran atender es a ofrecer una buena catequesis por su parte. Pero no, ¡tienen que estar volcados y pendientes también en todas esas cosas tan secundarias, por no decir tan tontas!
 A veces da la impresión de que la catequesis para alguna gente es esto:
 
IMG_20141021_232017 IMG_20141021_232110Y POR  DESGRACIA  LO DE MENOS ES ESTO:
 
IMG_20141021_232127
 
Anuncios