ENCUENTRO PARROQUIAL

AVISO:  LOS ENCUENTROS QUEDAN APLAZADO HASTA EL 25 DE ABRIL , POR MOTIVO DE CULTOS DE LAS DISTINTAS HERMANDADES QUE OCUPAN LA PARROQUIA.

( Martes 14 de marzo de 2017)

SOBRE CRISTO RESUCITADO:
AL TERCER DÍA RESUCITÓ DE ENTRE LOS MUERTOS

(Catecismo, 638-658)

La resurrección de Jesús no es, sin embargo, un dato “científico” incontrovertible: creer en esta es, siempre, en última instancia, un acto de fe.
La cuestión de la fe en la resurrección de Jesús no puede ser resuelta por la mera prueba histórica.
Aceptar la verdad de la resurrección y creer en Jesucristo resucitado es mucho más que un simple razonamiento fundado sobre anuncios y hechos cerrados en el pasado a los que adherirnos intelectualmente. Dios entra en el mundo de una forma inesperada, chocante y paradójica. Como escribió el cardenal Gianfranco Ravasi en la introducción de Inchiesta sulla resurrezione de Andrea Tornielli, investigando en los Evangelios sobre la resurrección de Cristo, “se actúa casi como sobre un filo cortante a lo largo del cual se deben mover los pies con mucho cuidado, con el riesgo constante de resbalar hacia el lado de la penumbra de la historia, donde cuenta sólo lo que está válidamente probado, o bien lanzarse hacia la pendiente deslumbrante de la luz pascual, de la gloria y de la experiencia de fe”.
El riesgo, como diría Pascal, es el de caer en “los dos excesos: excluir la razón, o no admitir nada más que la razón”. Don Giuseppe Ghiberti, teólogo y biblista que, desde hace años, se ocupa de la Sábana Santa, comentó [a Aleteia]: “De la resurrección no hay experiencia externa directa. Todo indica que esta experiencia no fue posible; sin embargo los primeros testimonios aparecieron después de que se diera el hecho. Las consecuencias, sin embargo, son históricamente calificables: aquel que estaba muerto, y que era imposible que se relacionara interpersonalmente con la mediación del cuerpo, después de un tiempo bien determinado vuelve a la relación humana, a la dimensión corpórea, con muchos interlocutores, en muchas circunstancias. La interpretación de este dato factitivo es ofrecida a través de la fe”.

Anuncios