Confirmación de Adultos

El pasado viernes 23, a las 20:00 horas recibieron la confirmación 132 personas adultas de nuestra feligresía , de la mano del Obispo auxiliar D. Santiago Gómez sierra y de nuestro Párroco D. Francisco Suarez Salguero , con el beneplácito autorización del Sr. Obispo.Dado al gran número de confirmantes.

Nombramientos y traslados de sacerdotes.

Una vez anunciada su marcha, en la pasada misa de Romero, nuestro Párroco de la de Sta. María del Alcor D. Francisco Suarez Salguero.
En el día de hoy se han publicado oficialmente los nombramientos y traslados de sacerdotes en nuestra Archidiócesis.
En lo que respecta a nuestra Parroquia para el próximo curso, se confirma lo ya anunciado, D. José Ángel Martín Dominguez, será el nuevo Párroco de nuestra parroquia.

Encomendamos la oración de nuestra comunidad parroquial tanto por, D. José Ángel, como por D. Alberto Jaime Manzano que continua de vicario parroquial.

Triduo Sagrado corazón de Jesús.

Durante los días 20, 21, y 22 tendrá lugar el triduo al Sagrado corazón de Jesús, a las 20:00 horas. en la parroquia,
La predicación sera a cargo del Párroco D. Francisco.
El sábado día 24 función principal, ( El viernes 23 tenemos confirmaciones de adultos, por eso la función será el sábado ).

Solemnidad del Corpus Christi.

El próximo Domingo se celebra la Solemnidad del Cuerpo y Sangre de Cristo.

La Hermandad Sacramental conjunta con la parroquia , celebra el triduo preparatorio durante los días 15, 16 y 17 de junio a las 20:30 horas , con exposición del santísimo sacramento reserva y a continuación celebración de la santa misa.

El Domingo 18 de junio, la celebración solemne de la Eucaristía será a las 9:00 horas de la mañana y a continuación, la procesión con el Santísimo Sacramento por el siguiente recorrido: Plaza manuel campanero, Sacristán guerrero, convento , real, colon , rosario, santa Mª, del alcor , plaza nicasio, manuel campanero . Desde la lonja se dará la bendición al pueblo con JESÚS SACRAMENTADO.

Horarios de verano

A partir del lunes 1 de mayo 2017.
Los horarios de misa en los distintos templos son los siguientes:

PARROQUIA:
Martes, Miércoles, Jueves, Viernes y sábado: A las 21:00 horas.
Domingo………………………………: A las 12:00 horas.

CONVENTO:
Domingo………………………………: A las 21:00 horas.

CAPILLA ROSARIO:
Sábado……………………………….: A las 13:00 horas.

CAPILLA ESPERANZA:
Domingo………………………………: A las 10:00 horas.

Horarios de Misas

LOS HORARIOS DE MISAS PARA ESTA SEMANA DEL 3 AL 9.
Debido a las fechas que estamos y con los pasos ya montados en los templos parroquiales , los horarios establecido para la Santa Misa son los siguientes:

PARROQUIA:
Martes, miércoles,jueves y viernes: a las 20:00 horas.
Sábado…………………………………………….: a las 13:00 horas.
………………………………………………………….:a las 20:00 horas.

Domingo de Ramos………………: a las 10:30 horas, bendición de ramos y procesión de palma desde la capilla del rosario, al llegar a la parroquia celebración de la Santa Misa de la Pasión del SEÑOR.

CAPILLA DE LA ESPERANZA:
Domingo de Ramos: …….a las 13:00 horas.

NOTA: En la Capilla del Rosario y Convento quedan suprimida las Misas.

Septenario en honor a Ntrª. Srª de los Dolores

SOLEMNE SEPTENARIO

en honor de
NTRA. SRA. DE LOS DOLORES

a celebrar entre los días 31 de marzo y 6 de abril a las 9 de la noche, ocupando la Sagrada Cátedra el Rvdo. Padre

D. Alberto Jaime Manzano
vicario parroquial de la de Santa María del Alcor.

Con los siguientes orden de culto: Rezo del santo Rosario , Ejercicio del septenario , Exposición del SANTÍSIMO SACRAMENTO . Homília y reserva .

El viernes Dolores a las 12;00 horas rezo del santo rosario y a continuación permanecerá la virgen  en besamanos ,

a las 21:30 horas función principal de instituto, ocupando la cátedra Rvdº. Srº. D. francisco Suarez Salguero , Párroco de la Santa María del Alcor.

La parte musical correrá a cargo del Coro de la Hermandad.

Culto de la Hermandad Ntrª SRª de la Piedad

La Hermandad del Santísimo Cristo de la Buena Muerte y Nuestra Señora de la Piedad, celebra el quinario en Honor a sus Sagrados Titulares, durante los días: El lunes 20 a las 21:30 horas devoto vía crucis, con la Imagen del Señor.

Durante los días: 21,22,23,24 y 25, a las 21:00 horas solemne Quinario, con los siguientes orden de cultos:Rezo del Santo Rosario,ejercicio del Quinario, Santa Misa. Ocupando la Sagrada Cátedra, Rvdº. Padre D. Alberto Jaime Manzano. Vicario Parroquial de Santa María del Alcor.
El domingo 26 tendrá lugar Solemne Función Principal de Instituto, a las 13:00 horas, que será oficiada por, Rvdº Padre D. Francisco Suarez Salguero , Párroco de Santa María del Alcor.
Durante los días 6 y 7 de abril estarán expuesta en fiel devoto besamanos las Sagradas Imágenes , en la casa Hermandad , C/ Albaicin.

Culto en Honor a María . Stmª. de la Paz

Durante los día 15,16 y 17 tendrá lugar el triduo en honor a María Stmª. de la paz, con el siguiente orden de cultos, rezo del santo rosario , ejercicio del triduo, EXPOSICIÓN DEL  SANTÍSIMO SACRAMENTO.
La predicación a cargo de Rvdº. Padre D. Francisco Suarez Salguero. Párroco de la santa maría del Alcor.
El sábado 18 a las 21:30 Solemne Función .

Encuentro Parroquial

ENCUENTRO PARROQUIAL

AVISO:  LOS ENCUENTROS QUEDAN APLAZADO HASTA EL 25 DE ABRIL , POR MOTIVO DE CULTOS DE LAS DISTINTAS HERMANDADES QUE OCUPAN LA PARROQUIA.

( Martes 14 de marzo de 2017)

SOBRE CRISTO RESUCITADO:
AL TERCER DÍA RESUCITÓ DE ENTRE LOS MUERTOS

(Catecismo, 638-658)

La resurrección de Jesús no es, sin embargo, un dato “científico” incontrovertible: creer en esta es, siempre, en última instancia, un acto de fe.
La cuestión de la fe en la resurrección de Jesús no puede ser resuelta por la mera prueba histórica.
Aceptar la verdad de la resurrección y creer en Jesucristo resucitado es mucho más que un simple razonamiento fundado sobre anuncios y hechos cerrados en el pasado a los que adherirnos intelectualmente. Dios entra en el mundo de una forma inesperada, chocante y paradójica. Como escribió el cardenal Gianfranco Ravasi en la introducción de Inchiesta sulla resurrezione de Andrea Tornielli, investigando en los Evangelios sobre la resurrección de Cristo, “se actúa casi como sobre un filo cortante a lo largo del cual se deben mover los pies con mucho cuidado, con el riesgo constante de resbalar hacia el lado de la penumbra de la historia, donde cuenta sólo lo que está válidamente probado, o bien lanzarse hacia la pendiente deslumbrante de la luz pascual, de la gloria y de la experiencia de fe”.
El riesgo, como diría Pascal, es el de caer en “los dos excesos: excluir la razón, o no admitir nada más que la razón”. Don Giuseppe Ghiberti, teólogo y biblista que, desde hace años, se ocupa de la Sábana Santa, comentó [a Aleteia]: “De la resurrección no hay experiencia externa directa. Todo indica que esta experiencia no fue posible; sin embargo los primeros testimonios aparecieron después de que se diera el hecho. Las consecuencias, sin embargo, son históricamente calificables: aquel que estaba muerto, y que era imposible que se relacionara interpersonalmente con la mediación del cuerpo, después de un tiempo bien determinado vuelve a la relación humana, a la dimensión corpórea, con muchos interlocutores, en muchas circunstancias. La interpretación de este dato factitivo es ofrecida a través de la fe”.

Cultos en Honor Ntrº Padre Jesús Cautivo y Mª Stmª de la Amargura

La hermandad de Nuestro Padre Jesús Cautivo y María Santísima de la Amargura, celebra solemne cultos en honor a sus titulares, durante los días 8,9 y 10 de marzo.
Con predicación a cargo del Rvdo. padre D. Miguel Vázquez Lombo.
Dando comienzo a las 21:00 horas, con el rezo del santo rosario , para continuar con la celebración de la Eucaristía.
El sábado 11 solemne función de instituto, con predicación del Rvdo. Padre D. Francisco Suarez Salguero, Párroco de la Santa María del Alcor.
El domingo 12 a partir de la 17:00 horas estarán expuesta en devoto besa mano los sagrados titulares.

Encuentro Parroquial

ENCUENTRO PARROQUIAL

Martes 7 de marzo de 2017).
Del Catecismo 641-642-643

SOBRE CRISTO RESUCITADO:
AL TERCER DÍA RESUCITÓ DE ENTRE LOS MUERTOS

Los apóstoles anunciaron públicamente el descubrimiento de la tumba vacía y los encuentros con el Resucitado a poca distancia de la muerte de Jesús, cuando los testigos aún vivos en Jerusalén habrían podido desmentirles.
Una ulterior prueba de que las fuentes escritas que nos han llegado son fiables es que ningún evangelista, ni otra tradición neotestamentaria, narran el modo en que sucedió la resurrección. La única que lo hace es el Evangelio de Pedro, el escrito apócrifo –por tanto, no incluido por la Iglesia entre sus textos oficiales– en el cual se encuentra el relato más antiguo, conocido por nosotros, sobre este argumento que fue redactado presumiblemente en Siria, hacia la mitad del siglo II. Los primeros seguidores de Jesús eran mayormente pescadores, encarnaban bien la mentalidad semítica de entonces, no eran visionarios, necesitaban pruebas tangibles y no promesas vanas y etéreas. Y las manifestaciones de Jesús resucitado recalcan su carácter de experiencias concretas, de encuentros reales.
Dos son los verbos griegos usados por el Nuevo Testamento para definir el acontecimiento pascual: el primero es é, literalmente “despertar” del sueño de la muerte por obra de Dios Padre; mientras que el otro verbo es ì, que indica el “ponerse en pie”, casi un levantarse del sepulcro y de la tierra hacia el cielo. En estos dos verbos hay una doble descripción de la Pascua, que no es meramente reducible a la reanimación de un cadáver, como el de Lázaro o el del hijo de la viuda de Naín, o el de la hija del jefe de la sinagoga de Cafarnaúm, destinados todos a morir de nuevo. Con la resurrección se quiere subrayar que Cristo sale del reino de la muerte y vuelve a la vida: no es casualidad que en las apariciones se insista en la verificabilidad de la realidad personal del Resucitado que se deja tocar, habla, se encuentra con sus discípulos y come.
Según el testimonio de los Hechos de los Apóstoles, confirmado por las Cartas de San Pablo a los Romanos, Corintios y Gálatas, la Iglesia primitiva ha predicado además la resurrección de Jesús desde sus inicios, ya con ocasión del primer Pentecostés, es decir, apenas dos meses después de la muerte de Jesús (Hech 2, 24-36). Esto prueba, por el poco tiempo a disposición, el hecho de que las apariciones de Jesús no podían ser elaboraciones legendarias del mensaje de la resurrección fruto de la fe. Por otro lado, ¿Cómo habrían podido los apóstoles predicar la resurrección de Jesús de entre los muertos si los habitantes de Jerusalén podían en cualquier momento mostrar la presencia del cadáver de su maestro?
El documento más antiguo sobre Jesús resucitado se encuentra en el capítulo 15 de la primera Carta a los Corintios, escrita por San Pablo a mitad de los años 50, por tanto menos de veinte años después de la muerte de Jesús. “Pedro” es citado por su nombre arameo “Kefa”, que significa “Pedro” pero también “piedra”, signo típico del Antiguo Testamento para indicar la estabilidad, don divino. El biblista y teólogo italiano Rinaldo Fabris (1936-2015) explica a Aleteia [sitio web] que esto “indica que Pablo se remitía a una tradición antigua procedente de Antioquía”. Según la tradición, quienes vieron a Jesús resucitado fueron Simón Pedro (1 Cor 15, 5; Lc 24, 34), Santiago, el “hermano del Señor” (1 Cor 15, 7) y María Magdalena (Mt 28, 9-10; Jn 20, 14-18); dos discípulos mientras se dirigían a Emaús (Lc 24, 15-31), los once apóstoles (1 Cor 15, 5; Mt 28, 16-20; Lc 24, 36-51; Jn 20, 19-29; 21, 1-23; Hech 1, 3-11); un número considerable de apóstoles (1 Cor 15, 7) y en una ocasión más de quinientos discípulos, “la mayor parte de los cuales vive aún, mientras que otros han muerto”. Este último detalle es importante, pues San Pablo parece llamar en causa a los testigos de la resurrección entonces vivos que habrían podido fácilmente confirmar o desmentir sus palabras.
Jesús resucitado no hizo apariciones al gran público en general, a Poncio Pilato, a Caifás o a la gente que había pedido su ejecución. Como Lucas y Pedro admiten abiertamente, Jesús se apareció “no a todo el pueblo, sino a los testigos predestinados por Dios, a nosotros” (Hech 10, 39-40). Por tanto los testimonios a favor de la resurrección de Jesús en el Nuevo Testamento provienen todos de miembros del movimiento cristiano, no de observadores neutrales o adversarios. Un frágil punto de apoyo para los críticos de la autenticidad de las apariciones, pues también algunos no creyentes como Santiago, pariente de Jesús, Tomás o Pablo encontraron a Jesús resucitado.
Las apariciones suceden en circunstancias normales, no en momentos de éxtasis o trances, ni en sueños, y sin esas características de gloria apocalíptica [o teofanías] que encontramos en otros lugares (Mc 9, 2-8; Mt 28, 3). Para Fabris: “Las apariciones son inesperadas, no son buscadas. No son fruto de la elaboración del luto, o de una visión, sino una verdadera intervención desde el exterior. Además, se diferencian de las apariciones de Dios en el Antiguo Testamento; del Dios inefable, indecible, invisible de Abraham, Isaías o Jeremías”. Y tampoco podían ser alucinaciones colectivas, pues de lo contrario sería imposible explicar lo que le sucedió a Pablo en el camino de Damasco, algunos años después de la aparición a Pedro, que muy probablemente sucedió en Galilea.